Saltar al contenido

Chaleco Lastrado para Correr

Los chalecos lastrados para correr se caracterizan porque tienen un diseño mas ergonómico, se ajustan mejor al cuerpo y tienen acolchado en algunas zonas para evitar roces con el movimiento del chaleco al correr.

Chalecos de Lastre para Running

Hemos hecho una selección de los mejores chalecos de peso para correr en diferentes pesos, ideales para conseguir un entrenamiento diferente y mas duro.

Correr con un Chaleco con Lastre

Muchos especialistas no recomiendan el chaleco lastrado para correr, por el simple hecho de que nuestras articulaciones van a sufrir mas al hacer el apoyo, las rodillas serán las que mas sufrirán este peso extra. Pero podemos hacerlo de distintas formas para que esto no sea un problema ademas de usarlo con moderación y precaución.

Algunos consejos son:

  • Usar pesos para correr ligeros, no hace falta llevar un chaleco de 20kg para aumentar la resistencia corriendo o saltando, es mejor un peso ligero, bien sujeto al cuerpo. Muy útil si estamos entrenando para algún tipo de deporte que después tengamos que llevar una carga similar.
  • Para usar los chalecos para correr es recomendable que sea en una superficie blanda, con el peso extra las articulaciones van a sufrir mas, por eso es importante ademas de tener unas buenas zapatillas para correr y hacer bien la amortiguación, correr por zonas blandas. Después de una sesión de running nos puede venir muy bien un masajeador de pies para relajarlos.
  • No usar el chaleco peso siempre si estamos entrenando o haciendo el ejercicio de correr, si lo usamos en todos los entrenamientos al final el cuerpo se acostumbra a ese peso y al final cuando tengas que correr sin el chaleco el cuerpo al principio calculara mal las fuerzas, equilibrios…

Otra opción es hacerte tu propio chaleco lastrado casero pero es difícil conseguir una de las cosas mas importantes, que es que se ajuste bien al cuerpo para que no moleste al correr, saltar o hacer cualquier tipo de ejercicio movido con el chaleco de peso para entrenar. Este tipo de chalecos lastrados para correr se suelen diferenciar por un mayor acolchado para evitar molestias durante el ejercicio.